"Como todos los demás, tengo mis fortalezas, tengo mis debilidades, tengo una familia, tengo a mis amigos, tengo un trabajo que lo he estado haciendo lo mejor que puedo durante años, con seriedad, profesionalismo y pasión. Como todos los demás. Yo también quiero vivir mi vida en libertad. Sin miedos. Sin prejuicios. Sin violencia. PERO con amor. Soy homosexual y ya no quiero esconderme", declaró el futbolista.

Jakub Jankto, futbolista del Getafe, que se encuentra cedido en el Sparta de Praga de la República Checa, se volvió tendencia en el fútbol mundial al declararse homosexual en sus redes sociales, con el mensaje:

“Como todos los demás, tengo mis fortalezas, tengo mis debilidades, tengo una familia, tengo a mis amigos, tengo un trabajo que lo he estado haciendo lo mejor que puedo durante años, con seriedad, profesionalismo y pasión. Como todos los demás. Yo también quiero vivir mi vida en libertad. Sin miedos. Sin prejuicios. Sin violencia. PERO con amor. Soy homosexual y ya no quiero esconderme”, declaró el futbolista.

Lo extraño es que en el siglo 21 los futbolistas tengan que salir a emitir comunicados sobre sus vidas privadas y preferencias sexuales, pues el hincha y/o periodistas, no hay que excluirnos, nos creemos jueces de los jugadores sobre sus vidas personales, sin embargo, es importante marcar la línea entre el fútbol y el juicio a vidas personales como si el futbol se tratara de la farándula.

En redes sociales los comentarios de algunos hinchas del fútbol se convirtieron en críticas sobre Jankto, desde advertencia a sus compañeros con los que comparte vestuario, hasta amenazas hacia su persona, pues al ser un deporte masculinizado se han creado reglas morales para los jugadores donde no se puede ser “gay”, pues te convierte en un jugador “débil” en un deporte para fuertes, según argumentos no escritos, pero sí expresados indirectamente. Incluso los jugadores que tienen novia y amante suelen ser los más respetados.

Más allá de las ideologías o creencias que tenga cada hincha, pues al ser un deporte global, es importante hacer un deporte incluyente, pues es hipócrita hacer una crítica a Qatar como organizador del mundial homofóbico, cuando es más homofóbico un “hincha promedio”, que un país entero. Hay que ser congruentes.

Y para Jakub Jankto, no deberías esconderte más… Directo al pie.

About The Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *