Comenzó como una joven promesa y se convirtió en una víctima de la homofobia dentro del fútbol. Situación que lo llevó a suicidarse.

Justin Fashanu nació el 19 de febrero en Londres, su padre era un abogado nigeriano y su madre una enfermera guyanesa, conformaban un matrimonio disfuncional que se separó cuando sus hijos eran muy pequeños.

Fashanu y su hermano Jackson fueron enviados a una casa hogar, donde los adoptó un matrimonio acomodado y les dio una mejor calidad de vida. El joven inglés comenzó a practicar varios deportes, entre ellos: rugby, tenis y boxeo, sin embargo, en el fútbol encontró su verdadera pasión.

Norwich City fue el primer equipo que descubrió su talento y le abrió las puertas en su academia, su talento era tal, que con tan solo 17 años debutó en la Premier League de Inglaterra. Durante sus primeras temporadas encantó a todos, se convirtió en un referente en el ataque del Norwich City y le marcó un golazo al Liverpool que ganó el premio al mejor gol de la temporada.

Video: Norwich City Football Club

Con esos resultados, el goleador inglés ya era una joven promesa del futbol europeo y el Nottinham Forest decidió pagar 1 millón de libras con tal de hacerse de sus servicios, esta cifra rompió récord, ya que nunca se había pagado una cantidad tan alta por un jugador negro.

El nivel futbolístico de Justin decayó, empezó a frecuentar muchos bares gays y la indisciplina llegó a su vida, tras esta situación su entrenador Brian Clough lo apartó del equipo y dejó de convocarlo a los partidos, pero la preocupación principal de Clough no era el rendimiento de Fashanu, sino el tipo de lugares a los que estaba saliendo constantemente, por lo que incluso Clough regaño en reiteradas ocasiones a su jugador.

Después de su amargo paso por el Nottinham, fue cedido al Southampthon donde tampoco tuvo buenos resultados y llegó a un nuevo equipo: el Notts County, club que lo compró por solo 150 mil euros, es decir, casi la décima parte del valor que inicialmente tenía Fashanu. Justin ya se había devaluado como jugador y esa joven promesa que ilusionaba a muchos, poco a poco se iba borrando.

Años después llegó al Brighton y sufrió una grave lesión de rodilla que lo alejo mucho tiempo de las canchas, tras un largo proceso de rehabilitación, en 1989 fue fichado por el Manchester City, pero ese sería el inicio del fin de su carrera. En solo dos años, paso por 8 equipos, entre ellos el West Ham, Newcastle, Edmonton,  Leyton Oriente, entre otros, y solo jugó 15 partidos.

En 1990, en una entrevista para el periódico The Sun, Justin declaró “Soy Gay”, con esta declaración, Fashanu estaba haciendo historia siendo el primer futbolista en declararse homosexual. A partir de ese momento el mundo le dio la espalda, aficionados, gente del medio futbolístico, incluso su propio hermano, que jugaba en el club Wimbledon, dijo “No me gusta nada ver el apellido Fashanu en la prensa hablando de homosexualidad, la gente pensará que soy yo”.

Justin tocó infinidad de puertas, paso por equipos de Suecia, Georgia, Australia, Escocia y Estados Unidos, en este último comenzó una carrera como entrenador que no tendría éxito. Fashanu trato de vender falsas relaciones con actrices, pero la prensa inglesa seguía fomentando el rechazo por sus preferencias sexuales.

En 1998, al jugador inglés se le acusó de agresión sexual a un joven de 17 años que pertenecía a un equipo que él dirigia en Estados Unidos. Posteriormente, el 3 de mayo de ese mismo año, Justin Fashanu escribió una carta que decía: “Me he dado cuenta de que ya he sido declarado culpable. No quiero dar más preocupaciones a mi familia y amigos. Espero que el Jesus que amo me dé la bienvenida; al final en él encontraré la paz que nunca tuve”, después se quitó la vida a los 37 años de edad.

Cabe destacar que tiempo después las autoridades norteamericanas retiraron los cargos de Fashanu, pues existía una falta de pruebas.

En los últimos años, cada vez más futbolistas se han declarado homosexuales, un ejemplo es el caso de Jakib Jankto, jugador del Sparta Praga, quién recientemente lo publicó en sus redes sociales. Sin duda, Justin Fashanu fue un personaje sumamente valiente que abrió las puertas para que la homosexualidad en el futbol cada vez sea menos condenada y la carrera de los jugadores no se vea afectada simplemente por sus preferencias sexuales.

About The Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *