En el Senado de la República se sometió a votación y se aprobó el dictamen de equidad salarial en la Ley Federal del Trabajo, mismo que fue turnado a las Comisiones del Trabajo, Igualdad de Género y Estudios Legislativos del Senado, lo cual implicaría en caso de ser aprobado en pleno, a una iniciativa de reforma a la Ley Federal del Trabajo que podría tener un impacto significativo en el futbol femenil mexicano. Dicha propuesta busca modificar el apartado referente a deportistas profesionales, haciendo hincapié en la igualdad de salarios entre géneros.

La discusión en torno a esta iniciativa ha generado opiniones encontradas, pues esta iniciativa establece que sería “violatorio al principio de igualdad de salarios la disposición que estipule salarios base distintos para trabajos iguales, por género”. Aunque no propone una igualdad salarial total, sí aboga por un salario base equitativo que sirva como punto de partida justo para las deportistas profesionales.

Se destaca que la propuesta reconoce las diferencias existentes en patrocinios y generación de ingresos en el deporte profesional, aspectos que están arraigados en una brecha de género histórica de 115 años, al menos en el contexto del futbol profesional. La iniciativa no pretende forzar una equiparación inmediata de salarios, sino garantizar una base digna que pueda ser el fundamento para la inclusión de las mujeres en el deporte profesional.

Es de suma importancia destacar la diferencia entre salario y salario base, ya que el primero, es el total bruto (retribución), mientras que el salario base es un concepto fijo de la nómina que no se puede modificar y deberá quedar pactado con el trabajador por contrato colectivo o en su contratación individual, puesto que la falta de comprensión de estas distinciones puede poner en riesgo la estabilidad financiera de equipos y ligas. Además, se considera importantísima la necesidad de gestiones basadas en datos concretos de ingresos, gastos y viabilidad, independientemente de la edad de la liga. La transparencia financiera debería ser un elemento esencial para el éxito de cualquier empresa, incluyendo los equipos de futbol.

En cuanto a la falta de datos financieros públicos sobre las ligas mexicanas, es necesario e indispensable buscar equidad salarial en relación con los ingresos totales de las ligas, sin distinción de género. Sin embargo, la opacidad financiera del futbol mexicano impide establecer un monto específico para un salario base paritario, creando así situaciones financieras insostenibles para los equipos.

La intención con este dictamen y posible reforma a la Ley Federal del Trabajo, invita a las altas dirigencias en el futbol mexicano de apoyar a las mujeres deportistas, de igual manera se espera que, más allá de filias y fobias partidistas, la iniciativa pueda ser discutida a lo largo del proceso legislativo, brindando espacio para que todas las partes involucradas intercambien ideas y posturas en beneficio del futbol femenil mexicano.

About The Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *