La Premier League no es la MLS. Está sucediendo lo que todos sabíamos que iba a suceder. Frank Lampard ha perdido los tres encuentros que ha dirigido desde su regreso al banquillo del Chelsea. Sin embargo, la culpa de esta debacle blue no es de él. La razón por la cuál el cuadro londinense está en esta situación es Todd Boehly.

El empresario estadounidense es propietario de equipos como Los Angeles Dodgers (beisbol) y Los Angeles Lakers (basquetbol); inconscientemente pensó que el tener éxito en otros deportes lo haría capaz de hacer lo mismo en el fútbol. Lamentablemente, decidió entrar al mundo del balompié comprando un equipo perteneciente a la liga más exigente del mundo.

Desde su llegada, el Chelsea ha invertido 600 millones para renovar la plantilla. Entre sus fichajes más controversiales, existe uno que demuestra el poco conocimiento futbolístico de Boehly; se pagaron 100 millones de euros por Mikhaylo Mudryk. Puso toda la carne en el asador por un jugador con menos de 50 partidos disputados como profesional. ¿Cuál fue el resultado? 0 goles y 2 asistencias en 11 partidos.

De igual manera, estos números tan pobres los podemos ver en cada uno de los jugadores fichados desde el inicio de su presidencia. Joao Félix, Raheem Sterling, Wesley Fofana y Pierre-Emerick Aubameyang son claros ejemplos de lo mencionado.

En el tema de los entrenadores, la situación empeora más. Inició con Thomas Tuchel en el banco; si bien no estaba obteniendo los mejores resultados, Todd contaba con uno de los mejores técnicos del momento. Sin embargo, el americano quería resultados a corto plazo, por lo que decidió despedirlo y traer a Graham Potter, dirigente poco experimentado en la primera división inglesa. Está de más decir que la apuesta no le funcionó, y pocos meses después, Frank Lampard regresaba al club después de dejar al Everton en puestos de descenso.

Todd Boehly se metió a uno de los negocios más rentables y complicados del mundo sin saber lo que le deparaba en el futuro. En poco tiempo se dio cuenta que la Premier League no es lo mismo que la NBA y la MLB, mucho menos la MLS. En Inglaterra se priorizan los resultados, no el espectáculo. Si desea continuar vinculado a este deporte, debería hacerlo en Estados Unidos.

About The Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *