Este sábado 4 de noviembre se juega la gran final de la Copa Libertadores 2023 entre Boca Juniors y Fluminense en el Estadio Maracaná. Por lo mismo, aficionados argentinos viajaron a tierras brasileñas para apoyar al conjunto Xeneize.
Mientras estaban disfrutando de la playa cerca a un Fan Fest, aficionados brasileños llegaron y comenzaron a agredirlos. Estos actos fueron más numerosos y todo terminó en una batalla campal, donde se arrojaron objetos como sillas.

Estos lamentables hechos hicieron ruido de manera internacional y comenzó a haber un panorama de incertidumbre sobre qué pasará el próximo sábado. Otra gran preocupación reside en las aficiones, ya que comenzaron a haber amenazas de hinchas argentinos sobre los brasileños.
Todavía durante esta mañana, periodistas sudamericanos reportaban que la CONMEBOL se encontraba analizando si el partido se jugaría o no con afición en las gradas. La opción de jugar en el Marcaraná era vista como algo que se tenía que hacer “sí o sí”.
Luego de la preocupación e incertidumbre de la comunidad futbolera, se ratificó que la gran final de mañana sí se disputará con aficionados y en el Estadio Maracaná. Así mismo, ambos clubes solicitaron a sus aficiones parar con la violencia y crear un ambiente pacífico.

El partido entre Boca Juniors y Fluminense se jugará el sábado 4 de noviembre a las 14:00 CDMX.


About The Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *