El fracaso de Martino a pesar de ganar 2.9 MDE al año, defendido a capa y espada por los directivos de la Federación Mexicana de Fútbol, o el sueño de llevar a una selección al mundial, se ha vuelto un tema de ambición entre los directores técnicos que aspiran a tomar el timonel de la Selección Mexicana de cara al proceso hasta 2026.

Apenas había terminado el proceso de Martino, cuando Miguel Herrera fue despedido de Tigres ante la falta de resultados, y él mismo ya estaba candidateándose para ser nuevamente entrenador de la Selección, a pesar de su polémica salida tras la Copa Oro de 2015 cuando golpeó a un periodista.

“Estoy muy contento por lo que he hecho, por lo que he trabajado para estar en el siguiente proceso, hoy pueden decir que me estoy candidateando porque no hay técnico en la selección, porque no tengo trabajo, sé que no soy el único, puede ser que no esté en ese proceso y estoy consciente de lo que pasó. Me peleé con una persona, me peleé con Martinoli, no hay buena química, no la habrá nunca, (pero) nunca me peleé con un medio», dijo Miguel Herrera en para una televisora.

Miguel Herrera hoy en día asegura no pelearse con medios, tal vez no tiene idea de cómo se manejan los medios de comunicación, y curiosamente una pelea con un periodista de un medio importante fue lo que lo llevó a salir de la selección. Curiosamente, hoy hace campañas en todos los medios posibles para decir que está listo para dirigir a la selección.

Por otro lado, el contendiente opuesto es Guillermo Almada, un tipo con tintes de ser serio y no dar muchas entrevistas, ha salido a pláticas con youtubers como Werevertumorro ha decirse listo para dirigir a la Selección.

“El proceso deportivo me entusiasma, por la capacidad que tienen los futbolistas mexicanos, y porque pienso que podemos hacer algo importante”, declaró Almada en el podcast “Muy fuera de lugar”, tras ser cuestionado por su posible llegada al TRI.

Almada dijo que México no era su prioridad hace unos meses, y hoy comienza a hacer campaña en redes sociales para ser el elegido. Almada dijo a finales del 2022: «La única cosa que me moviliza y me quita un poco el sueño es dirigir a nuestra selección, porque es mi país… Nosotros nos sentimos capacitados, con ganas, con disposición, pero no depende de nosotros que piensen en nuestro trabajo”.

A diferencia de unas elecciones como las de un presidente, aca no decide la afición, sin embargo, puede ser una estrategia para analizar la aceptación de cada uno de los candidatos y así justificar un posible fracaso en la siguiente Copa del Mundo.

Chicharito no sé equivocó cuando dijo: “Aquí, para que México crezca, aunque a mucha gente no gusta escuchar esto, depende de los directivos, del cuerpo técnico y el entrenador que puedan escoger, de los fanáticos y depende de la prensa. Para que México pueda realizar y pueda generar historia, todos nos tenemos que preparar, todos nos la debemos de creer y todos debemos aprender a trabajar en equipo”.

Ahora en el fútbol también hay campañas baratas, y así como en la situación política del país, en el Balón y pie, el cambio depende de todos nosotros. 

About The Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *